Tienda todo gratis!!

Antonio N. N. , Berlín

En el 183 de la calle Brunnen, en Berlín, hay un extraña tienda. Ropa, música, libros, juguetes y otros objetos esperan a que alguien entre y se los lleve totalmente gratis. Es la Umsonst Laden. Cada día viene alguien y se lleva algo y, sin embargo, la tienda está cada vez más llena. Una utopía que ya funciona en unas 20 ciudades alemanas.

Ésta es la tienda más segura del mundo, ya que no se puede robar. No hay dinero y todo lo que hay es gratis. Sólo se pone una condición a quien desee llevarse algo: que lo vaya a usar. Eso sí preocupa al grupo de personas que desinteresadamente colabora en esta anti-tienda. No se pide que traigas algo para que te puedas llevar otra cosa, ni tampoco tienes por qué ser pobre para poder entrar aquí. Se trata de romper con la lógica consumista de comprar algo, cegado por la publicidad, y utilizarlo un par de veces (en el mejor de los casos) para luego arrinconarlo en un armario o tirarlo a la basura porque ya nos hemos aburrido de ello. Cada día millones de personas van a trabajar (a menudo en penosas condiciones) para transformar enormes cantidades de materias primas para producir objetos que luego duermen el sueño de los justos en nuestros armarios o desvanes. Se trata también de restarle importancia al dinero, ese dios al que todo se sacrifica, desligando riqueza personal y capacidad adquisitiva. Además, ¿para qué hacer extras y comprar objetos que luego no usamos?

Las primeras tiendas de este tipo comenzaron a funcionar a principios de los años ‘90, pero su generalización se produce a finales de la década, con más de 20 actualmente por toda Alemania. Cada una tiene sus particularidades, ya que todas son independientes y se organizan autogestionadamente por la asamblea de los voluntarios que las forman, pero la intención que las anima es similar: acabar con el triángulo maldito casa-trabajo-consumo. Ayudarnos a reducir nuestra dependencia del dinero, según ellos “auténtica fuente de relaciones de explotación y de represión”.

Umsonst Laden

De paso, realizan una función ecológica. Cada año, un alemán medio produce unos 500 kilos de basura, que no se reducen ya a los clásicos residuos, sino que incluyen también electrodomésticos o ropa en perfecto estado desechados por las modas del consumo.

Las Umsonst Laden se convierten así en una crítica práctica a la economía de mercado que, además, sensibilizan sobre las ventajas del apoyo mutuo frente al individualismo al que el capitalismo nos empuja.

Tomado de http://www.diagonalperiodico.net/article968.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: