¿Teléfono Rojo? Volamos hacia Moscú

Aunque esté en español, sigue siendo impresionante ver como la estúpidez humana puede desembocar en algo similar a lo que el genio de Kubrick imaginase el fin de la humanidad por una ecatombe nuclear. Unos contra otros y todos confinados a sobrevivir en unos túneles, a la espera de poder salir para seguir con la misma obsesión, dominar al otro.

Ahora más vigente que nunca, necesitaríamos que NO se plantease siquiera esta posibilidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: