Los monos de Wall Street

Acabo de leer una entrada en el periódico 20 minutos, que me parece de lo mas interesante para intentar explicar un poco lo que está pasando en esta así llamada crisis económica en la que parece que todos estamos inmersos. Merece la pena leerlo y darle alguna vuelta.

 

Una vez llegó a un pueblo de campesinos un señor muy elegante, se instaló en el único hotel que había y puso un aviso en la única página del periódico localanunciando que estaba dispuesto a comprar cada mono que le trajeran por 10 dólares. Los campesinos, que vivían en un pueblo con un bosque repleto de monos, salieron corriendo a cazarlos y cogieron cientos, que el señor elegante compró a 10 dólares cada uno conforme a lo prometido.

Cuando comenzaron a escasear los monos y no se hacía fácil su caza, los campesinos perdieron interés, y entonces el señor elegante hizo una nueva oferta de 20 dólares por cada mono, lo que movilizó de nuevo a los campesinos hacia el bosque a por más monos. Pero como ya quedaban muy pocos monos y la caza se iba haciendo cada vez más difícil, el señor elegante elevó a 25 dólares lo que pagaría por cada mono, lanzando nuevamente a los campesinos al bosque en busca de los ya escasísimos monos que iban quedando y cuya captura resultaba casi imposible. En ese momento, el señor elegante dobló la cantidad, ofreciendo 50 dólares por cada mono, pero dijo que tenía que atender un asunto urgente en la ciudad y dejó el negocio de los monos y el cuidado de la inmensa jaula donde se hallaban, a cargo de un ayudante. Nada más marcharse el señor elegante, el ayudante se dirigió a los campesinos diciéndoles que tenía una gran idea que beneficiaría a todos: él les vendería a 35 dólares cada mono de la jaula, y así ellos podrían vendérselos a 50 dólares al señor elegante cuando éste regresara de la ciudad.

 

Los pobres campesinos reunieron todos sus ahorros y compraron los miles de monos que contenía la jaula, y se quedaron esperando el regreso del señor elegante para vendérselos a 50 dólares. Pero allí siguen esperando…, porque desde aquel día no volvieron a ver ni al señor elegante ni a su ayudante. Lo único que ven es una gran jaula llena de monos que compraron con sus ahorros de toda la vida. Ahora tienen ustedes una noción bien clara de cómo funciona el Mercado de Valores y la Bolsa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: