Reach, corto de animacion Australiano

Casi no tengo palabras para describir el torrente de sensaciones que este pequeño corto de animacion, en apenas 3 minutos logra describir…

A caso no estamos todo igualmente ‘enganchados’ cuales piezas de un inmenso tablero? Disfruten del corto

Delivery, corto de animacion

Un MUY interesante corto de animacion por Till Novack, que da un poco que pensar sobre el estado en que esta o puede llegar a estar el mundo en que vivimos….pero no por ello deja de existir esperanza, aunque sea en lo fantástico y fuera de lo normal. Interesante.

Manual del perfecto cabrón.

Un texto de lo mas interesante, a la par que jocoso, que pone en clave de humor unos cuantos enunciados que siempre estan en boca de todos, pero jamas damos el paso a poner en verbo, escrito o hablado. Disfrutar igual que lo hice yo.

Cada día estoy más convencido que la mujer media no busca un hombre cariñoso y bondadoso que se preocupe de ella y la quiera. ¡Que va! Lo que la mujer media desea es un auténtico cabrón, y a poder ser… ¡Tonto!

Mis años de estudio y experiencias me he pegado hasta llegar a poder elaborar este pequeño manual que, espero, pueda ayudar a millones de hombres que pecan de primos intentando conquistar a la mujer a la antigua usanza.

Vamos allá.

1. Nunca digas “Te quiero”. Jamás. Hay miles de palabras que puedes usar para combinar y decir más o menos lo mismo. Como por ejemplo: Me caes bien, no me importaría pegarte un buen polvo, pues con la luz apagada tampoco eres tan fea… Cualquiera de estos sinónimos puede servir. Pero no se debe olvidar nunca que las palabras “Te quiero” activan una función escondida en el cerebro femenino que es irrevocable. Una vez activada dicha función, las palabras tendrán que ser repetidas de manera periódica y con entusiasmo, causando serios problemas en el caso de no ser capaz de recordar cuando fue activada dicha función por vez primera.

2. La primera cita deja las cosas claras. La cartera, te la dejas en casa. Total, tienes que dejar bien claro desde un primer momento que no piensas pagar nada. Dile la verdad, que tienes que ahorrar para tintarte las lunas del coche o que el finde que viene habéis quedado con unos amigos para echaros unas putillas. En eso las mujeres tienen razón… Es mejor ir con la verdad por delante.

3. Ellas vienen con un defecto de fábrica que les hace decir tonterías como que “la belleza está en el interior” y gilipolleces similares. Todavía no conozco a ningún tío que se lo hayan ligado haciéndole un test psicotécnico. Dejaros de tonterías. Nosotros nos fijamos en las tetas y ellas en el culo, así que no intentes parecer más listo de lo que eres. Esto es muy importante. A las mujeres, además de cabrones les gustan idiotas. No vaciles de que has leído mucho en tu vida. Di que no te lees ni los manuales de la play. Eso les encanta. Los tíos listos a la larga sólo causan problemas. Las mujeres listas causan problemas desde el primer momento.

3. Sé sincero. Si ella te pide consejo y te pregunta cual de los dos vestidos le queda mejor, no dudes en contestarle lo más grosero que puedas: “-¡¡¡A mí que cojones me cuentas!!!” No eres su estilista ni su modista. Tu estás aquí para follar y dejarla tirada en cuanto puedas. No lo olvides nunca. Luego están los psicólogos para arreglar los posibles traumas que tu respuesta pueda causar. Pero eso ya no es problema tuyo…

4. Mira a otras chicas en su presencia. Eso hará que vea que no es especial y que cualquier zorrilla de esas sería una seria candidata a sustituir su prescindible labor. Coméntale lo que ves y lo que te gusta. “-¿Has visto que culo más guapo tiene la rubia? – ¡Joder, menudo polvazo le pegaba a la morena aquella!”. Si alguien te mira, házselo saber. Como sienta que es especial o única, pronto empezará con las tonterías de los regalos y demás pijotadas que no llevan a ningún sitio más que a tu ruina económica y a la frustración de tintar las lunas de los coches.

5. Quedar siempre en la puerta de tu casa. Tu no eres el chófer de nadie y no tienes porqué ir a buscarla a casa. Está demostrado que los tíos que van a casa de sus novias a llevarlas y a traerlas tienen más posibilidades de morir de cáncer de pulmón. No me preguntes el porqué, pero es así. Y punto.

6. Y punto. Nunca olvides esta expresión. Cuando parezca que se va a iniciar una discusión, no dudes en usar estas dos palabras mágicas. Y punto. “Nanananananana.. ¡Y punto!” Fin de la discusión. Si sigue con ganas de guerra amenázale con dejarla. Es probable que llore, pero eso no es cosa suya. Tu eres un hombre y los hombres no lloran. Por encima de todo y por muchos llantos que se pegue, recuerda el punto 1. Jamás la consueles ni le digas “Te quiero”.

7. Otra frase de oro: “Para mi todos los días son especiales”. Si te olvidas del día de su cumple o del aniversario (algo completamente normal porque tu no eres una puta agenda y encima recuerda que eres tonto..) siempre puedes usar la frase: “Es que para mí todos los días son especiales. ” Y si ves que se pone tonta lo redondeas: “Es que para mí todos los días son especiales… ¡Y punto!” Por supuesto, nada de regalos. Lo que vas a vacilar con tus lunas tintadas…

8. El orgasmo femenino es un mito. No existe. Al menos, no está demostrado. Tu vas, la metes, y te corres. Y si ella se queda con ganas de más, le dices que deje de fingir que ya sabes la verdad sobre el mito del falso orgasmo femenino. Es una falacia para hacernos sudar más. A poder ser que se ponga ella arriba y que brinque al ritmo de música máquina. Pum pum pum pum. Tu siempre puedes recostarte un poco y fumar un cigarrillo o darle tragos a un cubata mientras ella bota en búsqueda de su falso orgasmo femenino. Naaaaaaaaaaa.

9. Después del sexo nada de caricias. Si quiere caricias y abrazos que se compre un puto peluche. El hombre duro, cuando se corre, se desprende de toda razón de ser. Además, al ser tonto, no podemos casi con el esfuerzo enorme que supone intentar mover los brazos para realizar ningún movimiento. Es por eso que lo mejor es cerrar los ojos, tirarse un buen pedo para liberar tensiones (además, con un poco de suerte ganarás espacio en la cama, ya que es probable que se vaya…) y ponerse a roncar a lo Luciano Pavarotti. Con un par… ¡Porqué tu lo vales!

10. Y no menos importante… Recuerda que para ti ella no importa en absoluto. Si tienes que decidir entre tus amigos o ella, que le den por culo, siempre tus amigos. Si tienes que dejar algo por ella, que le den por culo, a ver que cojones se ha creído. Ella simplemente es el medio para llegar al fin: el orgasmo masculino. El auténtico. El que sabemos que existe porque salpica. Una vez hemos conseguido el fin, a la mierda. Recuerda que si haces esto, las mujeres vendrán a ti como moscas a la miel. Las mujeres son especialistas en buscar a tíos que hacen eso. Comportándote así les estás dando lo que quieren. Serás el puto amo…

Pizza is a lot like Sex

Self-explained

Pizza is like sex, sex, pizza

Huevos de Chocolate suicidas

Realmente el interes de los creativos por proporcionarnos una razon valida para elegir sus productos, cada vez se torna mas irreal, mas absurda; supongo que debido a la masificacion y bombardeo continuo que tenemos diariamente.

De cualquier manera, estos comerciales, al menos, son divertidos.

Los 50 errores de las mujeres en la cama

Me ha parecido de lo mas pertinente, mas que nada por su simpleza y forma concisa y nada despreciativa de abordar un tema que parece casi tabú en según que situaciones y momentos. Recogido de esta pagina.

1- Hacerse de rogar: el sexo “no es un favor” para ellos.

2- Tumbarse y esperar que el hombre lo haga todo: algunos lo llaman “ponerse en modo pasivo” o “síndrome del examinador de autoescuela”. Esto es cosa de dos.

3- La falta de iniciativa: es lo que más les molesta.

4- Hacerse una coleta ante de practicarle sexo oral: puedes cortarle el rollo.

5- Hacer daño con los dientes durante una felación: quizá no quiera volver a practicarlo.

6- No utilizar las manos durante la felación: le gusta sentir que juegas con ‘su cosita’.

7- Planificar cuándo y cómo hacerlo: darle fecha y hora le agobia. Déjate llevar y que surja el momento. No hay que tenerlo todo bajo control.

8- Decirle que apague la luz: hacerlo con la luz encendida no es pornográfico.

9- Fingir los orgasmos: las exageraciones se notan.

10- Meterle el dedo en el ano mientras eyacula: ¡Ni se te ocurra hacerlo sin preguntar! Seguramente no sepa interpretarlo, para él es terreno vedado.

11- Poner pegas con el sexo oral: él nunca lo haría.

12- No innovar: si no te abres a probar cosas nuevas se acabará cansando.

13- Los complejos: el “me siento fea” no les deja concentrarse. Si se acuesta contigo es porque le gustas.

14- Hacer comentarios que no vienen a cuento durante el coito: estar atenta a otras cosas como echar el pestillo de la puerta “denota falta de interés”.

15- El pudor: él no sabe lo que es eso. Suéltate un poco más.

16- Pensar que ciertas cosas sólo las hacen las prostitutas: no te reprimas. Si te apetece, todo vale.

17- Querer que te abrace demasiado: con un poco de cariño postcoital es suficiente.

18- Negarse, por decreto, a practicar el sexo anal: están hartos de que sea un mito y se les considere “enfermos” por proponerlo.

19- Calentarle para, al final, no hacer nada: si no te apetece es mejor que no empieces. No le dejes con la miel en los labios.

20- Preguntar si ‘está dentro’: sin comentarios. Su autoestima dejará de existir.

21- Agarrarle con fuerza la cabeza mientras te hace sexo oral: a ti tampoco te gusta. Le ahogas.

22- No tocarle: a él también le gustan las caricias.

23- Coger su pene con demasiada energía: no es una zambomba.

24- El ‘hoy me duele la cabeza’: un clásico. Cambia de excusa.

25- ‘Jugar’ con sus testículos sin delicadeza: no son de goma.

26- Quedarse dormida antes o durante el acto: la primera puede molestarle, pero con la segunda se va de casa.

27- No hacer “un esfuerzo” si terminas antes: tú lo tienes más fácil que él.

28- Ponerse a recoger todo nada más acabar: podéis hacerlo después.

29- Poner una toalla en el sofá para no manchar: si lo haces se sentirá cohibido.

30- No meterle mano: le gusta ver tu cara más atrevida. Lánzate.

31- No decirle cosas bonitas: dicen que “los piropos no se inventaron sólo para las mujeres” y que ellos también tienen”su corazoncito”.

32- Creer y decir que todos los hombres son iguales: evita las generalizaciones. No le puedes decir a tu pareja que es como los demás.

33- Pensar que siempre tiene ganas: él no es una máquina sexual. A veces no le apetece.

34- No quitarse los calcetines: vale que el invierno es frío, pero es poco sexy.

35- Los ‘pedos’ vaginales: eso es inevitable.

36- Castigar sin sexo: no lo utilices como arma arrojadiza o moneda de cambio en la pareja.

37- Comparar el tamaño de su pene con el de tus antiguas parejas: no lo hagas, aunque te lo pregunte.

38- No estar depilada: no quiere que te rasures para él, pero sí la marca del bikini como mínimo.

39- Irse un momento a hacer pis en mitad del acto: esto es como cuando te vas de viaje, hay que hacerlo antes.

40- Quitarse el maquillaje “durante un buen rato” antes de hacerlo: conseguirás que pierda el interés o que se duerma.

41- Tener cosquillas por todas partes: al principio tiene gracia, pero luego desespera.

42- No usar lencería nueva: sobretodo si te la regala él. Un conjunto explosivo le dejará sin palabras. Olvídate de las bragas de dibujos animados.

43- No ponerle nunca el preservativo: ya se siente perjudicado respecto a ti por tener que ponérselo. Que no se sienta sólo en eso.

44- No comprar preservativos: él se los pone, pero os sirven a los dos.

45- Dar por supuesto que los pezones del hombre no sirven para nada: que no llamen la atención no quiere decir que sean de adorno.

46- No dejarle que te mire: él se excita viendo cómo disfrutas.

47- No decir lo que te gusta en la cama: pídele lo que te apetezca, no seas vergonzosa. Pónselo más fácil y saldrás ganando.

48-Poner mala cara o quedarse en silencio cuando eyacula demasiado rápido: peor se siente él. Ten paciencia, la emoción a veces juega malas pasadas.

49- Querer hablar por hablar después: si no es importante, déjalo.

50- Preguntarle qué ha sentido: ya lo sabes

Guia para citas en 10 momentos

Guia satirica de Dan Clarke, para saber como hacer que una cita sea lo mas facil y simple que podamos pensar, consejosp racticos y utiles para todo tipo de situaciones y momentos, si NO queremos perder de vista nuestro objetivo principal de terminar en la cama de ella…

Disfrutarlos tantos como yo.

10 razones para no tomar drogas

10 cosas para NO decir despues del polvo

10 vestimentas que nunca deberia llevar

10 situaciones que no quieres tener en SU habitacion

10 situaciones a evitar cuando la invites a tu casa a comer

10 momentos a evitar antes de hacer echar el polvo

10 momentos embarazosos

10 Llegadas desastrosas a la cita

10 comentarios que no deberias decir